Facebook
Twitter
Youtube
Youtube
VerdadAbierta.com

Cesantiasfebrero

En 2014, más de 4.000 empresas pidieron casi $160.000 millones para cubrir el pago de cesantías a sus empleados, obligación que vencía en febrero. Estrategias de las entidades bancarias para que en 2016 no se incurra en retrasos.

Por: Mauricio Romero

Las cesantías son recursos diseñados para el ahorro del trabajador. Las empresas están obligadas a consignarlas en los fondos de cesantías antes del 14 de febrero de cada año. Según la Asociación Colombiana de Fondos de Pensiones y Cesantías (Asofondos), en 2014 los colombianos
retiraron y utilizaron esos ahorros por un valor de $3.46 billones. Para el 2015, las empresas consignaron en los fondos un valor equivalente a $5.8 billones, en comparación con los $5.1 billones que se recaudaron en 2014, es decir, se presentó un aumento del 15%.

La entidad asegura que el 35.4% de la población empleada que retiró las cesantías las utilizó para su protección en momentos de desempleo, el objetivo principal de este ahorro obligatorio desde hace más de 20 años. Un 25.9% (equivalente a $898.425 millones) las destinó a construcción o mejoramiento de vivienda. Un 21.6% ($746.759 millones), a compra de vivienda, y un 9.1% ($315.742 millones), a financiación de estudios para el afiliado o su familia.

El restante 8% empleó estos recursos en otras actividades. Los $1.2 billones que se destinaron para paliar las épocas de desempleo fueron utilizados en su mayoría por los empleados de más bajos ingresos. Para que eso fuera posible, las empresas tuvieron que ser cumplidas en el pago de dichas prestaciones. Sin embargo, algunas no cuentan con los recursos para cubrir esta obligación y, por consiguiente, cumplirles a sus empleados. Para que esta responsabilidad no se convierta en un problema, algunas pequeñas y medianas empresas tienen la posibilidad de acudir a créditos que las entidades bancarias otorgan exclusivamente para este fin.

Líneas de crédito especializadas

Existen algunas condiciones que las pequeñas y medianas empresas deben cumplir para acceder a los créditos para pago de cesantías, como tener capacidad de endeudamiento y una historia crediticia limpia.

El Banco de Occidente, por ejemplo, ofrece una línea de crédito exclusiva para realizar el pago de cesantías de sus empleados afiliados al Fondo Porvenir, con plazos y tasas según las necesidades y el tamaño de cada compañía. Esta entidad, incluso, brinda una línea con el fin de que las compañías puedan tener el crédito siempre abierto y a su disposición.

En este caso, “la empresa puede acceder hasta el 100% del valor que aparece en el formulario de consignación y afiliación al Fondo de Cesantías Porvenir por concepto de aportes de los empleados afiliados o en el comprobante de consignación, liquidación telefónica o internet”, según la información suministrada por ese fondo.

Los pagos mensuales de la obligación, una vez la empresa ha adquirido el crédito, se pueden realizar en cuotas que se ajusten al flujo de caja de la compañía, con un plazo de operación de hasta un año y con una tasa de interés diferenciada, especial para este tipo de crédito. Esta modalidad de servicio también la ofrece el Banco de Bogotá. Otras entidades bancarias, como AV Villas Crédito, otorgan tales planes con plazo de hasta un año y tasas de interés más competitivas.

El Banco Colpatria, por su parte, ofrece un cupo de crédito rotativo para que cualquier pyme tenga dinero disponible para pagar obligaciones como las cesantías de sus empleados. Este dinero está disponible siempre y cuando la empresa libere el cupo del crédito constantemente a medida que lo va pagando, sin necesidad de volver a hacer el estudio o presentar nueva documentación. El plazo que brinda esta entidad para pagar es de 12 a 24 meses.

Bancolombia cuenta entre su portafolio de productos con una línea de crédito especial para el cumplimiento de esta obligación mediante la cual ofrece financiación hasta del 100% del valor total de las cesantías, además de amortizaciones mensuales, trimestrales, semestrales o anuales, con plazos de hasta 12 meses.

Gracias a los servicios de la mayoría de entidades financieras, una vez se aprueban los créditos, las compañías pueden transferir el pago de las cesantías a sus empleados desde cualquier cuenta bancaria que se encuentre adscrita a las redes correspondientes.
Para el año 2016 no se espera que los modelos de financiación y créditos especializados en cesantías cambien, pues los que existen hasta ahora han dado resultados tanto para los bancos como para las empresas. Se ha mantenido la oferta y la demanda de este tipo de servicios financieros y las pymes han mostrado un buen comportamiento en el pago de las cuotas de sus créditos, según Asofondos.

Obligación ineludible

- Por ley, todas las empresas del país deben cumplir con unas fechas establecidas para depositar los recursos de las cesantías de los empleados a los fondos que cada trabajador haya escogido al momento de firmar su contrato laboral.
- En caso de que la compañía no haga el pago correspondiente en dichos plazos, aumenta el riesgo de que la empresa tenga que pagar multas que se valoran según la cantidad de los salarios mínimos que gane el empleado a quien no se le depositaron los respectivos recursos.
- Por ejemplo, las pequeñas, medianas y grandes empresas que no hicieron el pago antes del 14 de febrero de este año tuvieron que pagar como penalización un día de salario por cada día de retraso en que incurrieron.