Facebook
Twitter
Youtube
Youtube
VerdadAbierta.com

Las tiendas y minimercados siguen siendo fuertes en la clase media del país, aunque también han crecido en otros estratos. Su principal amenaza son los nuevos formatos de tiendas.

En el país existen entre 580 mil y 600 mil tiendas de barrio, según estima Fenalco. De esta cifra el 56% pertenece al estrato 3, seguido por un 37% que se ubica en el estrato 2. Sin embargo, en los últimos tres años se ha producido un cambio en la penetración y la preferencia de este canal de ventas.

Por lo menos así se concluye de una investigación realizada por la firma de investigación de mercados BrandStrat, que demuestra que las tiendas de estrato uno pasaron del 34% (2010) al 21% (2013), mientras que en el estrato 4 pasaron del 1% (2010) al 10% (2013) y en el estrato 5-6 pasaron del 0% (2010) al 11% (2013). En el estrato tres, las tiendas mantuvieron su dinámica sostenida del 31% durante los dos periodos.

Esto, además, revela que más personas han ascendido en la escala social, que la oferta ofrecida ha variado de tal forma que no sólo los estratos bajos hacen sus compras en estas tiendas, y que las grandes superficies han hecho los mayores esfuerzos por conquistar este segmento, a través de las tiendas express o de las alianzas con tenderos, como el realizado por Almacenes Éxito a través de su marca Surtimax. Para el gerente de proyectos de Fenalco, Lino Franco, es claro que los colombianos siguen prefiriendo estos establecimientos, no sólo por los precios sino por la proximidad y el ahorro del tiempo.

Según Fenalco, el grado de desarrollo del comercio de tiendas es diferente en cada región. Bogotá, por ejemplo, contribuye con el 45% de los establecimientos, cuenta con 414 tiendas por cada kilómetro cuadrado, es decir, aproximadamente existen 48 hogares por cada tienda.

La caracterización de las tiendas se divide en tres grandes líneas: las tradicionales (60%) son las que venden productos básicos de la canasta familiar como granos, lácteos y productos de aseo; la de perecederos (33%) que involucra frutas y verduras y la tienda de pan fresco (6%). A mayor nivel de desarrollo de una tienda, mayor diversificación va a tener en las tres líneas. Así mismo, la entidad señala que Antioquia y el Eje cafetero concentran el 68% de tiendas tradicionales mientras que Bogotá es más fuerte en la oferta de panaderías.

En cifras

A marzo de 2014 las ventas del sector crecieron un 8.3% y el personal ocupado se incrementó en 1.8%. Los licores y los cigarrillos tuvieron una drástica caída del 8.9%, según reporta la Muestra Mensual de Comercio al por Menor del Dane.

"El sector desde el año pasado ha recibido un gran apoyo de parte del gobierno en el tema de formalización empresarial. Aunque en la mayoría de los casos se necesita más intervención para el tema de la reglamentación laboral", asegura Juan Fernando Parra, gerente de Fenaltiendas.

Para continuar creciendo es importante tener un adecuado manejo de los inventarios, fidelizar al cliente y utilizar las nuevas tecnologías. Sin embargo, para Juan Fernando Parra existe una amenaza para los tenderos y es la incursión en el mercado de los nuevos formatos de tiendas, impulsadas en gran parte por las grandes superficies. "Existe un riesgo sobre todo porque los tenderos tienen que volverse más competitivos y pensar en grande", afirma.