Facebook
Twitter
Youtube
Youtube
VerdadAbierta.com

OEAn

El nuevo Estatuto Aduanero reafirmó la figura de Operador Económico Autorizado, que busca mejorar las relaciones entre la aduana y las empresas y facilitar las operaciones de exportación, importación y tránsito de bienes.

Por: Galo Mauricio Arias, director de Proyectos de MTEAM Manage Team S.A.S.

Las exigencias y condiciones cambiantes a las que permanentemente se exponen las organizaciones han hecho que en la actualidad los diferentes sectores de la economía colombiana experimenten incertidumbre acerca del logro de sus objetivos corporativos y estratégicos o, por otro lado, de la necesidad de replantearse su modelo de negocio y encontrar nuevas alternativas para ser más competitivos. El tema no es ajeno a las pymes que, usualmente, asumen el reto de crecer en un entorno cada vez más competido.

Uno de estos retos es la aprobación del nuevo Estatuto Aduanero, ocurrida el pasado siete de marzo mediante la promulgación del Decreto 390. Con el establecimiento de la nueva Ley de Aduanas se pusieron sobre la mesa aspectos como la posibilidad de crecimiento para muchas organizaciones que se adapten al cambio y que, principalmente, incluyan en su modelo de gestión una adecuada administración de riesgos.

Lo anterior no debería extrañarnos, pues desde junio de 2007 la Organización Mundial de Aduanas (OMA), mediante la elaboración y aprobación del Marco Normativo Safe, estableció que el comercio mundial empezaba un nuevo ciclo. Las entidades aduaneras de los países han aceptado el desafío de ser facilitadores para contribuir al desarrollo económico de las naciones y a operar en un marco de seguridad que involucre a toda la cadena de suministro.

Para lograrlo la estrategia requiere implementar cuatro elementos y dos pilares fundamentales. Uno de estos pilares se refiere a una mejora en la relación entre la aduana y las empresas. En este punto es necesario detenerse, pues es clave para lograr los objetivos citados en el párrafo anterior y para que el sector privado, y particularmente las pequeñas y medianas empresas, participen activamente en la construcción del nuevo modelo.

Es por esto que en Colombia desde 2011, a través del Decreto 3568, se estableció la figura del Operador Económico Autorizado (OEA), reafirmada con el nuevo Estatuto Aduanero. Con esta se espera que las organizaciones que de manera voluntaria cumplan ciertas condiciones y requisitos en materia de seguridad reciban beneficios para sus actividades de comercio exterior. Estos serían otorgados por las autoridades aduaneras, lo que se constituye en un elemento diferenciador con respecto a otras calificaciones y/o certificaciones existentes en el mercado.

Esta figura ha sido implementada con éxito en varios países desde 2002, como Estados Unidos con su programa C-TPAT, la Unión Europea con OEA, Canadá con PIP, México con NEEC y República Dominicana, Panamá, Ecuador, Perú, Guatemala y Argentina con OEC; programas que, a pesar de tener diferentes nombres, corresponden al programa OEA direccionado por la Organización Mundial de Aduanas.

OEA en Colombia es dirigido por la Dian, el ICA, el Invima y la Policía Antinarcóticos, que han identificado 17 sectores de la economía a los que aplicarán inicialmente el programa. Las compañías exportadoras, importadoras, agentes de aduana, agentes de carga, zonas francas, puertos, aeropuertos, operadores logísticos y empresas de transporte, entre otros, serán vinculados gradualmente.

Su enfoque se orienta hacia la implementación de un modelo de gestión de riesgos de seguridad para la cadena de suministro, lo que hace que la figura OEA no sólo sea compatible, sino que se constituya en un elemento articulador con los diferentes sistemas de gestión que las organizaciones tienen implementados hoy en día. Al explorar con mayor detalle los requisitos que debe cumplir una empresa para ser OEA se hallan algunos ya conocidos como que la organización cuente con una política y objetivos de seguridad, con un sistema de administración de sus riesgos complementado con planes para garantizar la continuidad y con una estructura de procesos documentados.

El grueso de los requisitos se orienta a la implementación de controles para las operaciones de comercio internacional en cuanto a manejo y archivo de la información, trazabilidad, seguridad de las unidades cerradas para el transporte de carga, controles de acceso, seguridad física, seguridad del personal y entrenamiento y sensibilización. El principal fin es garantizar la seguridad de la cadena de suministro mediante el establecimiento e implementación de controles para contar con asociados de negocio seguros y confiables.

Una vez hayan demostrado que cumplen con estos requisitos, las compañías calificadas como OEA, conforme a lo establecido en el artículo 7 del Decreto 1894 de 2015, podrán acceder a diversos beneficios (ver recuadro).

Teniendo en cuenta las ventajas de ser un OEA, la proliferación de esta figura a nivel mundial y la desaparición progresiva en Colombia de las autorizaciones UAP y Altex al término de cuatro años contados a partir de la publicación formal del Decreto 390 de 2016 (artículo 675) es clara la importancia para toda organización vinculada con operaciones de comercio exterior de lograr la calificación como Operado Económico Autorizado.

Si las organizaciones no tienen hoy las mencionadas autorizaciones, es clave lograr la de OEA para acceder a los beneficios. Si ya la tienen, podrán mantenerlos para seguir siendo competitivas a mediano y largo plazo.

Al ser OEA las empresas pueden obtener:

- Reducción de inspecciones físicas y documentales a la carga de exportación, importación y tránsito.

- Reducción del 20% al 30% en el monto de las garantías que se suscriben ante la Dian. Las pólizas de UAP, depósito, entre otras, costarán 20 % menos.

- Reducción de inspecciones en carretera.

- Utilización de canales y mecanismos especiales para la realización de las operaciones de comercio exterior.

- Asignación de un oficial de operaciones de cada una de las cuatro entidades (Dian, Invima, ICA, Antinarcóticos).

- Consolidación del pago de tributos aduaneros.

- Capacitación, reconocimiento mutuo, actuación directa ante la Dian.

La reforma al Estatuto Tributario, mediante decreto 1607 de 2012, establece estos beneficios a las empresas calificadas como OEA:

- Solicitud bimestral de las devoluciones de IVA (Art 66).

- Devolución de IVA durante los 30 días siguientes a la fecha de presentación de la solicitud (Art 68).