Facebook
Twitter
Youtube
Youtube
VerdadAbierta.com

Merodiodata

Los datos no son una herramienta nueva. Lo que sí es una tendencia creciente es el volumen de data que se genera diariamente gracias a los medios digitales y a la democratización de la información.

Por: Juan Merodio, consultor y conferencista internacional en marketing, innovación, nuevo management y transformación digital

Vivimos un momento en el que se habla de Big Data, un concepto definido como la gran cantidad de datos desestructurados provenientes tanto de los medios online como de los offline. Pero, ¿cuántas empresas están usándolos de verdad y de la mejor manera para obtener los beneficios que se pueden derivar de ellos?

La respuesta es que, de manera eficiente, muy pocas compañías cumplen el objetivo. Si bien es considerable el número de las que disponen de una gran cantidad de datos, es menor el porcentaje de las que están obteniendo una aplicabilidad real a sus negocios.

Es por ello que cada día surgen más empresas especializadas en realizar y ofrecer ese servicio a distintos sectores de la economía. La banca, el real estate y el automotriz son los más activos. Dichas empresas son capaces de juntar distintas fuentes de información, e incluso hacerlo en tiempo real, para luego facilitar a las empresas clientes la información concreta que necesitan y evitarles, de esta manera, que se pierdan en un mar intoxicado de contenidos.

Si analizamos la previsión del crecimiento de la demanda de este tipo de servicios en los próximos 10 años, veremos que será una realidad el pasar de un modelo empresarial intuitivo a uno científico: los datos serán los que revelen, tanto a corto como a mediano y largo plazo, qué acciones debemos tomar para que nuestras empresas sean más rentables.

El actual desafío de quienes están al frente de un negocio es lograr captar la información vital para su estrategia, estructurarlos, convertirlos en insights y aplicar ese conocimiento en la toma de decisiones que definen o definirán el rumbo de la empresa.

El de la data es un sector que despegará de manera exponencial en los  próximos años, pero el desafío de enfrentar el fenómeno para el bienestar y proyección empresarial debe ser asumido desde ahora.